Alvar Aalto 1898/1976. Arquitectura orgánica, arte y diseño.

“El arte es la actividad más revolucionaria que quepa pensarse, puesto que crea la originalidad pero exactamente por esto es la más conservadora porque fundamenta la tradición. La obra modélica, que por su originalidad es única e inmutable, con su ejemplaridad da lugar a un estilo, es decir, a una corriente de obras afines.”
L. Pareyson,”Tradición e innovación

IMG_2617Hace unas semanas tuve el privilegio de visitar en Caixa Forum de Barcelona la extensa exposición monográfica sobre uno de los arquitectos que más han destacado en la arquitectura del siglo XX, el legendario arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto (1898-1976).

La Obra Social”la Caixa” presenta, junto al Vitra Design Museum (Weil am Rhein, Alemania) y el Museo Alvar Aalto (Jyväskylä, Finlandia), la exposición Alvar Aalto 1898-1976. Arquitectura orgánica, arte y diseño, una gran retrospectiva de este legendario arquitecto que incorpora un análisis contemporáneo en el que la afinidad de Aalto con la forma orgánica se relaciona con el estrecho diálogo que tuvo con artistas de su época, como László Moholy-Nagy, Jean Arp, Alexander Calder o Fernand Léger.

IMG_2606Son 350 piezas, entre maquetas, muebles, lámparas, dibujos originales, fotografías históricas e imágenes nuevas, comisariada por Armin Linke. Para su paso por España, la muestra incorpora un nuevo ámbito en el que se detallan las visitas del arquitecto a nuestro país en 1951.

IMG_2613Sobre su arquitectura han escrito desde Robert Venturi, Juhani Pallasmaa, Vicent Scully o Alan Colquhouno, hasta el valorado y reconocido arquitecto y también profesor Rafael Moneo.

En el libro “Complexity and Contradiction in Architecture”, se analiza el trabajo de Aalto, publicado en 1966 y escrito por Robert Venturi, el autor se refiere al arquitecto con estas palabras: “El trabajo de Aalto ha resultado el mejor de todos los arquitectos modernos. Es para mí la fuente más rica para aprender, tanto por su arte como por su técnica.”

Vicent Scully publica “Modern Architecture of Democracy”, unos años antes del libro de Venturi. En él destaca el afán de A. Aalto por proyectar volúmenes capaces de ser al mismo tiempo funcionales y expresivos. Así la complejidad de sus formas, realza la actividad de las personas, su bienestar físico y psicológico. “A diferencia del nuevo clasicismo, [Aalto] se interesa por lo que la gente hace.”

IMG_2627Caixa Fórum destaca en la exposición, por su manera de presentar algunos de los trabajos de Alvar Aalto como si se tratara de un estudio de arquitectura, con sus planos colocados en los cajones inferiores de un mueble donde se apoyan las maquetas, y que pueden abrirse y cerrarse. Además, todos los trabajos están ampliamente documentados con gran cantidad de fotografías que decoran todas las salas de la exposición.

Es reseñable la muestra del sanatorio de tuberculosis de Paimio, un edificio de su primera época y una de sus obras más conocidas, situado a 150 kilómetros de Helsinki, donde creó en 1933 el primer ascensor de vidrio del mundo, para conseguir que la naturaleza entrara en ese hospital, y tuviera un efecto terapéutico, tal y como se puede comprobar en una enorme pantalla de vídeo.

IMG_2603La reproducción de una de las habitaciones del sanatorio permite ver cómo la naturaleza traspasa los muros, en el color verde de las paredes y las formas redondeadas del mobiliario que recuerdan troncos de árboles.

Sus sillas y sillones adoptan formas caprichosas gracias a la utilización de madera laminada. En ellas no se aprecia la unión de las piezas, lo que les confiere mayor grandeza y mejor acabado. También se pueden ver las patas en forma de L que inventó para montarse en sillas, mesas y taburetes, que Aalto consideraba la hermana pequeña de la columna arquitectónica.

La butaca Paimio (1931-1932) y el taburete 60 (1933) influyeron decisivamente en el desarrollo del mobiliario moderno.

IMG_2629.2

IMG_2600

Su emblemático jarrón «Savoy» (1936), se sigue produciendo actualmente y se ha convertido en el símbolo del diseño finlandés, en la exposición se puede ver su molde de madera.

Aalto_clear_group_2005

Desde el techo cuelgan sus famosas lámparas que ocultan las bombillas, lo que indica su preocupación por la luz, justo lo contrario de lo que ocurre en los diseños del sur europeo, según destacó Mateo Kries, director del museo Vitra.

IMG_2595IMG_2619Es de destacar también la presencia en la exposición, de su mujer y socia Aino Marsio, a quien siempre trató de igual a igual, y con la que firmó todos los proyectos que realizaron juntos hasta su temprana muerte en 1949, entre ellos destacan elementos de cristal como el jarron Savoy.

IMG_2611“Oponerse a la idea de que la arquitectura es solo para la gente rica o que está tan especializada que no la puede entender todo el mundo”. Esta es la mayor contribución del arquitecto; en su época resultaba excepcional que un arquitecto obtuviera sus ideas de escuchar al cliente y atendiera al paisaje además de a las tradiciones.

Si no habéis podido visitar la exposición en Barcelona animaros a verla en Madrid, estará en Caixa Fórum desde el 30 de Septiembre del 2015 hasta el 10 de Enero del 2016, os la recomiendo encarecidamente. A mí me ha fascinado.