Ikea, mal uso del mobiliario

 

ikea_MALM_936_SQ

 

 

El gigante sueco de muebles Ikea ha retirado uno de sus diseños más populares después de que el top en aparadores modelo Malm matara a tres niños pequeños en dos años.

Ikea emitió un comunicado el 8 de Junio de este verano después de retirar 29 millones de cajoneras de bajo coste Malm y otros modelos debido a un “grave peligro de vuelco”.

El comunicado dice:
“Los baúles y cómodas retiradas del mercado son inestables si no están adecuadamente ancladas a la pared, lo que representa un vuelco y peligro de atrapamiento que puede causar lesiones a los niños o incluso la muerte “, dice el comunicado. Y los insta a dejar de utilizarlos o a aceptar un kit de anclaje a la pared.

Anteriormente, en los EEUU, dos niños murieron en diferentes incidentes durante el año 2014 cuando las cómodas Malm volcaron y cayeron sobre ellos. En respuesta, Ikea rápidamente puso en marcha un programa de reparación y comenzó a ofrecer kits de pared de anclaje para asegurar las unidades sin coste alguno, pero no retiró los productos del mercado.

Una tercera víctima mortal en febrero de 2016 provocó la retirada, iniciada por la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos. Tres niños más, menores de tres años han muerto por estos muebles de Ikea desde 1989.
Además de las muertes, Ikea ha recibido informes de 41 incidentes por caídas de los EE.UU. tanto de baúles como de cómodas. Como resultado 17 niños de edades comprendidas entre 19 meses y 10 años tuvieron lesiones. Los diseños Malm, que van desde $ 80 a $ 200 (£ 60 a 150 £), por fin se han eliminado de la web de Ikea de EE.UU.

Me apena hacerme eco de esta noticia, ningún niño se merece la muerte. Me entristece mucho este post. Esperemos que no se vuelva a repetir este hecho y que sirva para una revisión más profunda atendiendo a la normativa vigente en materia de seguridad, tanto en Europa como en Estados Unidos, antes de lanzar al mercado mobiliario que puedan causar lesiones por un uso indebido o falta de indicaciones efectivas.

Fuente: dezeen magazine