Efectos negativos de Google en el diseño de oficinas

El gigante tecnológico Google ha sido pionero en interiores de oficina de reclamo. Su sede en Tel Aviv tiene una playa artificial, así como un tobogán, mientras que una de sus oficinas de Londres cuenta con coches de choque, casetas de playa y salas de reuniones disfrazadas de un dado gigante.

dzn_Google-office-by-Scott-Brownrigg-Interior-Design-1

 

La moda inspirada en los toboganes y mesas de ping-pong de Google ha tenido un impacto perjudicial en el lugar de trabajo, según Jeremy Myerson, presidente del Centro para el diseño en el Royal College of Art Helen Hamlyn de Londres y experto en diseño del lugar de trabajo.
“‘Queremos ser como Google’ es un error muy común que los clientes tratan de transmitir a los diseñadores”

Myerson dijo que la influencia del gigante de la tecnología ha sido “perjudicial” para el buen diseño del lugar de trabajo y que la tendencia del tratamiento de oficinas como parques infantiles es “una muy mala idea”.

 

google-engineering-headquarters-london-sq

 

El efecto que el diseño de Google ha tenido es la idea de que el trabajo es de alguna manera un parque infantil y que puede infantilizar a su personal “, agregó.”
En lugar de ello, las empresas deben determinar primero su propia cultura de empresa, a continuación informar a los diseñadores para crear espacios de trabajo que apoyen y fomenten esa cultura.
El enfoque de Google es “adecuado para su propia compañía,” dijo Myerson, pero “cada empresa necesita su propio ajuste entre la infraestructura física de la oficina y su propia cultura de la organización.”
En caso de imitación a Google, hay muchas posibilidades de que tales concepciones de diseño fallarán: los empleados que pasan el rato en la sala de juego o jugando al ping pong en horario de trabajo, no serán vistos como innovadores creativos, sino más bien como gente que están saboteando su trabajo diario.

 

dzn_Google-office-by-Scott-Brownrigg-Interior-Design-5

 

“El trabajo es una cosa seria y supongo que el modelo estudiado por Haworth – gigante del mobiliario de oficina de EEUU- es un serio intento de decir que no todas las empresas necesitan un corralito creativo,” dijo Myerson, en referencia a una metodología de investigación desarrollada por Haworth que ayuda a alinear el diseño del lugar de trabajo con la cultura de la oficina.
En su intervención en la conferencia Design Indaba en Ciudad del Cabo el mes de febrero pasado, Fredrik Öst -del estudio sueco de diseño gráfico Snask-, dijo que los famosos toboganes en el campus de Google en California disgustaban a muchos empleados de Google.

 

dzn_Google-office-by-Scott-Brownrigg-Interior-Design-7

 

“Todo el mundo odia el tobogán porque estropea su ropa. Uno va el primer día y ya no vuelve. “Dijo Öst y añadió: “Si trabajas cerca oyes gritar constantemente a los visitantes y nuevos empleados”.

Fuente: dezeen magazine